Aun estoy buscando ese sitio, que una vez albergaron mis sueños..., General

¿Será que estoy loco?

Muchas noches, cuando estoy sentado en mi sillon, mirando la tele, leyendo, o simplemente acariciando el lomo de mi gato me surge una duda, una cuestion; si yo, soy realmente yo; si mi vida, es realmente mi vida.

¿Me pertenece este sillón donde estoy sentado?; este gato al que acaricio, ¿me arañara en algun momento, si reconoce que no correspondo a él?.

Me refiero a si esta vida, ¿es mia? o por el contrario, es todo un sueño, una imaginación…objeto de un exceso de consumo de algun tipo de alucinogeno.

Me pregunto si antes de llegar a casa, y sentarme a tomar una cerveza y leer, quizás estuviera haciendo algo que para mí paso completamente desapercibido; como si durante un transito de tiempo, mi yo, el yo del que dudo, se desdoblara, o actuara sin el conocimiento de mi yo no real. A lo mejor estuve, mirando como pasaban los coches por la carretera, mientras mi yo no real, piensa que lo cierto es que estuve tomando una café, sentado leyendo el periodico. O quizás sí; tal vez sí estuve tomando un café y leyendo un periodico, pero…y si antes de venir a casa, a sentarme a leer con una cerveza, me quede esperando a que la camarera cerrara, para seguirla y a mitad de camino drogarla y asesinarla.

¿Quien sabe cuantas personas, podré haber asesinado?, si esta pregunta me surge tan a menudo. ¿cuanta gente habra sido victima de mis crimenes? y, ¿donde habré dejado los cuerpos? Mi casa esta completamente limpia de sangre, nunca ví nada extraño ni en la cocina, la bañera, ni cualquier olor desagradable a carne putrefacta; si realmente hubiera cometido algun crimen, hubiera dejado algun rastro…siempre se ha dicho que no hay crimen perfecto. Pero de igual manera que no podía ser consciente de si estaba tomando un café, mirando los coches en la carretera, tampoco sería consciente de hasta que punto podría llegar a dejarlo todo completamente limpio de pruebas.

Me detengo, paro de acariciar a mi gato. Le observo, me observo a mi mismo. Miro mi mano, las zapatillas de andar por casa que llevo puestas. Me levanto y camino cautelosamente, escuchando el ruido que hacen las mismas sobre el suelo; me acerco al baño, prendo la luz y compruebo que es mi mano la que toca el interruptor, me miro en el espejo, verificando que los movimientos que ejecuto se corresponden con los reflejados.

Vuelvo al sillón donde estaba sentado. Cierro los ojos, y al abrirlos estoy en un sillón sentado, pero no es el mismo donde me habia colocado antes de cerrar y abrir los ojos. ¿Sere yo? ¿Sería yo el que estaba sentado en el otro sillón?, ¿el que acariciaba al gato?, ¿el que se levanto hasta el baño y se observo en el espejo? ¿o mi yo real, es el que acaba de abrir los ojos?

Anuncios
Estándar