Descubriendo el Camino

Esta semana, tuve la oportunidad de participar en una Meditación en el Grupo Budista http://dskbudismo.org/ de Las Palmas de Gran Canaria. Hace bastantes años, cuando apenas tenía 16 años, también pude estar presente como visitante en otros 2 centros distintos en Madrid. Uno era en la calle Luis Muriel en la zona de El Viso de Madrid “Verdadero Budismo Nichiren Shoshu”; el otro estaba en la zona de Cuatro Caminos, en esta ocasión un Centro de Budismo Tibetano.

En esta ultima ocasión, he podido percibir sensaciones muy placenteras, que en 90′ minutos de practica me han transmitido, como en mucho tiempo nada me hacia sentir. Sentí que volvia a “mis origenes”, a todo aquello que me interesaba de pequeño, pasaba mas tiempo leyendo sobre Taoismo, Confucio, el origen del Buismo, etc…que jugando al futbol con el resto de mis amigos.

Durante la practia, la persona responsable de conducirla, a modo de introducción nos hablo sobre el origen de Buddha Sakyamuni, el principe Siddhartha Gautamá. Contando con 29 años comenzó a sentir curiosidad por conocer cómo eran las cosas en el mundo exterior, fuera del Palacio y pidió permiso a su padre para satisfacer su deseo. Śuddhodana se lo concedío, pero preparó la salida de su hijo ordenando que despejaran las calles de toda visión que pudiera herir la sobreprotegida conciencia del príncipe. A pesar de esto, sus cuidadosos arreglos fracasaron pues Siddhartha, aclamado por la multitud a su paso por las calles, no pudo dejar de percibir el dolor bajo sus formas más agudas, por primera vez se percató de la vejez, enfermedad y muerte.

El Buddhismo nos trata de explicar que todos los seres, buscan la felicidad, tanto un ser humano (hombre o mujer), como un perro domesticado, gato, así como una mariposa, elefante, lagartija, o cucaracha…en todos los seres, esta el anhelo de sentirse felices.

Hay condiciones en la vida humana, que en muchas ocasiones no nos permiten ser felices; ya no es una cuestión de economía, pues hay gente con mucho pder adquisitovo, que a pesar de esto, no son completamente felices. El hecho de aferrarnos a cosas tangibles, recuerdos…hace también depender nuestra posible felicidad.

Durante la meditación, hicimos varios ejercicios de visualización, uno de ellos para tratar de conocer, de encontrar “nuestro propio yo”: desde la posición del Loto, le preguntabamos al pie izquierdo, si hay se encontraba nuestro yo; este nos decía que no, y de tal manera lo eliminabamos, lo haciamos desaparecer. A continuación le preguntabamos a la pierna hasta la rodilla; también nos decia que no, y de igual manera la haciamos desaparecer. Seguiamos desde la rodilla hasta la cadera, dandonos también una respuesta negativa…así nos sucedía de igual manera, con la otra pierna, y parte a parte con el brazo izquierdo, el derecho, el abdomen, el pecho, la espalda, el cuello…hasta que al final tambien tuvimos que hacer desaparecer la cabeza, hasta quedar en completo vacio…y entonces, ¿qué?

Otro de los ejercicios, consistio en llamar a nuestra madre, y sentarla a nuestro lado derecho del Loto, y decirla el amor que la procurabamos, a la derecha a izquierda a nuestro padre y transmitirle lo mismo, en la parte de atras, a todo nuestro demas entorno familiar, y animales (en el momento que dijo esto último, me hizo pensar en mis gatosPelayo y Avelino, y no pude si no comenzar a llorar de forma completamente espontanea*). Justo en frente de nosotros, situariamos a nuestros enemigos, o personas que nos hacen desagradable la vida, que no nos permiten llegar a la felicidad; muchas veces no tenemos enemigos como tal, si no situaciones, o politicos, etc…si tampoco tuvieramos a nadie de esta manera a quien poner enfrente de nosotros, entonces…no pondriamos a nosotros mismos.

(*amo los animalesmas que cualquier otra cosa, los considero lo mas noble y bondadoso que hay, y soy muy consciente de como el genero humano los hace sufrir sin motivo, sin razón alguna. Tendemos a considerar nuestro projimo a un ser humano, pero no se nos pasa por la cabeza, que todos los animales, lo son por igual. Desconozco si es mala suerte para mí, si esto sucede a menudo…pero siempre en todas las casas donde estoy, me encuentro con algun “personaje” pegando a su perro sin razón alguna; no me refiero a la palmada de corrección que logicamente hay que dar…si no a pegar por pegar, por cobardía, por aburrimiento…nunca me enfrento a nadie en situaciones violentas, cuando hay alborotos y demas, pero sí cuando se trata de un animal, que no entiende porqué le estan pegando en un momento determinado; no puedo con ello, no puedo con esa gente. Probablemente, esas serian las personas que tendría que ponerme delante de mí durante la meditación.)

_________________________________________________________

Es importante la presencia de una sola persona que esté practicando. El logro de la Budeidad de un individuo trae felicidad a los miembros de su familia y a quienes lo rodean. Cuando sale un solo sol, todo se ilumina.
_________________________________________________________

“Lo importante es seguir el Dharma y no apegarse a las enseñanzas de una u otra escuela budista”. (Sangharakshita).
_________________________________________________________

Anuncios