el Juzu

Los Japamalas llegaron a Japón de China en el siglo VII luego de seguir el trayecto desde el Tibet donde se les conocen como “Malas”(collares). Pero fue durante el siglo VIII cuando realmente comenzaron a popularizarse, un monje llegado del sur de la India llamado Bodhisena visitó y le dio como presente una sarta de cuentas hecha de madera del árbol de Tilo al Emperador Shomu de Nara.

Este Japamala fue conocido después en Japón como “Nenju” o alternativamente, Juzu. (a veces o-juzu). Nen = pensamiento, atención, zu = para contar, Ju = cuenta, así: el nenju se refiere a “las cuentas usadas para la práctica atenta”, y el juzu traduce como “contando cuentas” (cuenta-cuentas).

El Cristianismo adopta alrededor del siglo XVI dC el Japamala, que se conoce con el nombre de “rosario”, separando las cuentas de diez en diez por otras cuentas más grandes. Haciendo honor a la verdad, el “rosario” como tal no es otra cosa que una forma de oración qué empezó en el siglo XII y en el siglo XVI el Papa Pío VI, en la bula Consueverunt Romani Pontifices, establece la forma de recitar la oración que ha llegado hasta nuestros días.

En la Edad Media se llamaba chapels a las guirnaldas de flores trenzadas en primavera que gustaban de ponerse en la cabeza como adorno, o con las que decoraban los altares. En el siglo XIII, el uso se extendió, bajo la influencia de la Orden de Santo Domingo, y se trenzaban así, en honor de la Virgen, una guirnalda que se llamó “chapelet”. El término “Rosario” no es solamente Cristiano ni es el símbolo de la rosa. En Tíbet e India la palabra “mala” significa: collar o collar de cuentas. En Hindi, las cuentas para la oración se llaman “japamala” que se traduce como ‘collar de rosas’ o rosario. Así que al traducir la palabra “japamala” al latín quedo como “Rosarium” (el chapelet a la virgen Maria). De allí toma el nombre que ha llegado hasta nuestros días.

SIMBOLISMO

Los seguidores del budismo de Nichiren Daishonin usan el Juzu formal de 108 cuentas principales, cuatro cuentas pequeñas, dos cuentas grandes, cuatro cuentas alargadas llamadas envases, y cinco pompones.

El Juzu es un instrumento religioso usado durante el gongyo (Lectura diaria del capitulo Joben y juryo del Sutra del Loto) y el daimoku (invocar Nam Mioho Renge Kyo o Ley Mística) y entraña un profundo simbolismo que a través de la oración sincera, expresa la apreciación por los Tres Tesoros del Budismo: el Buda, la Ley, y la comunidad de seguidores. Las 108 cuentas primarias completan la relación que existe entre ese aspecto (los tres tesoros de la ley) y los objetos que nosotros percibimos con nuestros sentidos así como también la respuesta típica que tenemos a esos deseos como mortales común visto desde la impureza de los nueve mundos.

El principio del verdadero aspecto de todos los fenómenos aclara que el estado de vida de la Budeidad es innato en todos los seres vivientes. Mediante el proceso de purificación de los seis órganos sensoriales nosotros desarrollamos la percepción correcta a través de la acción del Daimoku, concentrando los sentidos en las verdad objetiva de la vida (Gohonzon). Todos los fenómenos nos llevan a revelar el verdadero aspecto de vida (Shoho jisso).

Nam (significa hacer propia la herencia de la ley suprema fusionándose con ella; literalmente significa devoción) los seis sentidos usados para la practica-fusión con la entonación de Myoho-Renge-Kyo, que es todo lo que nosotros vemos como mortales comunes visto desde la impureza de los nueve mundos, y a su vez visto desde la pureza como un Buda en el décimo mundo. Las palmas de las manos juntas encima del corazón simbolizan la fusión de Kyo y la fuerza interna, Chi. La verdad objetiva (la Ley) y la sabiduría subjetiva (la fe en el Gohonzon) de Buda como uno mismo.

Las dos cuentas grandes en cada extremo son las cuentas padres que simbolizan lo siguiente, la Madre la de la derecha (Myo) y el Padre la de la izquierda (Ho), la Ley, la sabiduría del Buda. Nuestros 10 dedos simbolizan la posesión mutua de los 10 mundos que se funden juntos y se manifiestan simultáneamente en la vida de un Buda. “El que así llega y los tres mundos (mundo del deseo, mundo material y mundo espiritual) son, por igual, entidades de vida dotadas inherentemente de los diez estados”(Ikeda,Daisaku: Disertación sobre los capítulos “Hoben” y Jurio” del Sutra del Loto. Vol. II. 1996. SGI. Pág. 88) por lo cual “El Nichiren Daishonin manifestó dicha entidad en la forma del Gohonzon, dotado de los Diez Estados”(Ikeda, Daisaku: Disertación sobre los capítulos “Hoben” y Jurio” del Sutra del Loto. Vol. II. 1996. SGI. Pág. 88).

Mudra Gassho

Cuando se cubren las cuatro cuentas pequeñas que representan a los cuatro(4) Bodhisatvas y las 108 cuentas que representan los deseos básicos terrenales con nuestras manos en la oración este gesto o “mudra” conocido en japonés como “Gassho”, simboliza que a través de nuestra practica budista, hasta los mas bajos impulsos pueden ser transformados en algo noble y generoso representando entonces el principio “Bonno soku Bodai” (los deseos son iluminación) en el centro del lado izquierdo del Gohonzon, que es representada como la deidad Aizen Myo-o (simboliza el amor), la cual normalmente es pintada de color rojo, con tres ojos y una furiosa expresión en el rostro, se le acredita la purificación de los deseos mundanos y nos libera de las ilusiones de los sufrimientos derivados de estos.

Gassho literalmente significa “juntar las palmas de las manos”, se le considera uno de los más hermosos gestos y es el gesto indio (Namasté) del saludo, del adiós, de gracias y de la reverencia. Es el símbolo de la multiplicidad de las cosas que son al mismo tiempo una sola cosa. Este gesto o mudra fue adoptado por los cristianos como el gesto del rezo.

ESTRUCTURA

El Juzu utilizado en el budismo de Nichiren simboliza varios puntos de la doctrina budista ortodoxa. Entender su significado es empezar a entender las verdades profundas del Budismo y la expresión correcta de gratitud a las Tres Grandes Leyes secretas y los Tres Tesoros. Su estructura y significado es el siguiente:

DOS CUENTAS GRANDES: conocidas como boshu ó cuentas ‘padres’: La madre o “Myo” y el padre o “ho”, que representan el principio de kyochi myogo, la fusión de la realidad objetiva (kyo) y la sabiduría subjetiva (chi). La cuenta grande en el extremo con 3 pompones representa al Buda Shakyamuni, o la sabiduría subjetiva; la otra cuenta grande con dos pompones representa al Buda Taho, o la realidad objetiva.

LAS 108 CUENTAS: Conocidas como Koshu o cuentas del cuerpo principal simbolizan 108 potenciales deseos terrenales. Según varios investigadores el número 108 puede encontrarse por la fórmula siguiente:

– Los 6 sentidos (Vista, oídos, nariz, boca, tacto y la mente) x 3 aspectos de tiempo (pasado, presente y futuro) = 18.

– 18 X 2 características del corazón (puro o impuro). Bueno o malo basado sobre nuestro propio karma. = 36.

– 36 x 3 preferencias que una persona puede tener (gustar, detestar o que le sea indiferente) a algo que él percibe a través de los 6 sentidos). = 108 condiciones potenciales de los deseos de una persona.

CINCO POMPONES: Representan el testamento del legado de buda para el logro del kosen-rufu.

LAS CUATRO CUENTAS PEQUEÑAS: en el cuerpo principal representan a los Cuatro Líderes de los Bodhisattvas de la Tierra: Jogyo, Jumyo, Muhengyo, y Anryugyo. Estas son las cuatro virtudes del buda:

1. Verdadero Yo.
2. Pureza.
3. Eternidad.
4. Felicidad.

LOS ENVASES: son cuatro cuentas alargadas en los extremos de las cuerdas de las cuentas “Padres” que son donde se guardan los beneficios obtenidos por la práctica constante y sincera.

LA CUENTA PEQUEÑA EXTRA: en el lateral izquierdo debajo y pegada a la cuenta “Padre” representa el esclarecimiento. Tomando la interpretación de T’ien T’ai quien menciona que la fusión de la realidad y la sabiduría conllevan al esclarecimiento (Kyochi myogo), con los Budas Taho representando la verdad objetiva (realidad última) y Shakyamuni (la sabiduría subjetiva). Nichiren Daishonin usa esta interpretación de T’ien T’ai en el Gosho La Verdadera Entidad de la vida, donde menciona: “Todas las formas de vida que existen en el universo son, claramente Myoho-renge-kyo”. Aun los dos budas Shakyamuni y Taho, son funciones de Myoho-renge-kyo, que hicieron su aparición para conceder sus beneficios a la humanidad.

TRES GRUPOS DE 10 CUENTAS: Representan los 3.000 factores en cada instante de la vida (Ichinen Sanzen).

LA CUERDA LARGA DE DIEZ CUENTAS terminada en un pompon debajo de la cuenta “madre”, significa que nuestro canto está propagándose por el mundo llevando el Kosen Rufu. En los días de Nichiren Daishonin, los Juzu tenían sólo dos borlas en cada extremo.

La cuerda larga se utilizo en tiempos pasados para llevar la cuenta de los Daimokus cantados de la siguiente forma: Se debía contar las cuentas sólo con un lado del juzu yendo de la cuenta del padre a la cuenta de la madre y teniendo cuidado de no sobrepasarlas y volviendo atrás de nuevo a lo largo del mismo lado. Cada vez que se hacia esto se debía saltar encima de la cuentas de Bodhisattva. Cuando se había hecho esto una vez, se había cantado 108 Daimokus. Cada vez que se terminaba una ida y vuelta de esa forma, se resbala una de las cuentas en la cuerda larga utilizada para contar. De esta manera, se podía contar 1.080 Daimoku al usarse las diez cuentas en la cuerda de contar.

Existen también otros nenju o Juzus utilizados por diferentes sectas de budismo. Normalmente estos son de ¼ del tamaño, teniendo 27 cuentas pequeñas y una cuenta Padre. Hay también sin embargo nenjus con 18 cuentas pequeñas (1/6 del tamaño) de 36 cuentas pequeñas (1/3 del tamaño) y 54 cuentas pequeñas (1/2 del tamaño).

ESTRUCTURA DEL JUZU
1. Padre (Ho): Esencia de la vida manifiesta en forma tangible. Puede percibirse con los sentidos.

2. Madre (Myo): La esencia de la vida que esta más allá de la comprensión intelectual.

3. 108 Cuentas: Deseos Básicos Fundamentales.

4. Envases: Receptores de los Beneficios.

5. Borlas o Pompones: Representan el testamento para el Kosen Rufu.

6. Cuatro (4) cuentas Pequeñas: Representan los Cuatro Líderes de los Bodhisattvas de la Tierra y a su vez las cuatro virtudes del Buda.

7. Cuenta pequeña extra, representa el esclarecimiento (kyochi myogo).

USOS

Es costumbre frotarlo de 2 maneras, en dirección hacia el Gohonzon o el exterior, como “enviando” la buena practica hacia otros, y frotandolo en dirección nuestra, para ser nosotros los receptores del Beneficio de la practica

Anuncios