A-Siam Spa at your Home, General, Salúd, SHIATSU·ACUEM-ACUpunturaEMocional

Shiatsu protocolo para el otoño

Gracias a Lidia Fluxa directora de la Escuela Flow Shiatsu por compartir esta interesante información.

http://flowshiatsu.es/blog/?p=183

El otoño se relaciona dentro la visión taoísta de la medicina oriental  con el elemento  metal el que se representa bajo un ideograma que simboliza, el oro. Como elemento precioso, el oro sabemos que desde tiempos inmemorables, las civilizaciones han establecido  relaciones de intercambio entre sus pueblos y sociedades. En el organismo, representa a nivel físico los pulmones y el intestino grueso, que podemos asociar en cierto  modo con este significado de recoger del exterior el componente más puro y valioso para nuestro organismo, el oxígeno,  a través de la función respiratoria  de inspirar y espirar. Tanto nuestro cuerpo como nuestra mente necesitan eliminar los deshechos, componentes e ideas viejas para permitir recoger lo nuevo, y convertir, oxígeno y alimentos  en un elemento energético imprescindible para nuestro organismo.

En los tratados antiguos de medicina oriental, como el “Shang   Shu”,  encontramos referencias  en referencia al Metal, como “aquel que se puede moldear y endurecer”. En efecto, la cualidad del elemento metal es la de conductor a través de los cambios de temperatura, electricidad y que son transmitidos a otra sustancia receptora. De igual manera, en nuestro organismo el metal implica la capacidad de recibir y transmitir mensajes y de comunicarse con el medio que nos rodea. Este proceso se da esencialmente, a través del proceso respiratorio, que más allá del sentido fisiológico implica asimismo, la connotación a nivel emocional de intercambio continuo del individuo con su entorno social. La forma cómo recogemos las impresiones que nos rodean, están vinculadas directamente con nuestros hábitos de respiración, de cuánto sentimos que valemos en relación a los demás, de cuánto recibimos y participamos en esa interacción que marcarán nuestros patrones mentales en cuanto a delimitar nuestra forma de sentir para evitar  pérdidas que nos generen dolor, a veces provocando un estado de estreñimiento físico y mental. Es además, a través del proceso de respiración consciente cuando tomamos conciencia de nuestro presente. De ahí, que la traducción del resonador del Canal de Vejiga,denominado “iu-shu” a la altura de la tercera vértebra dorsal, signifique “la intemporalidad y el instante”, pues tienen que ver con la aceptación y reconocimiento del momento presente. La manifestación emocional de este movimiento en desequilibrio y vacío es la tristeza, y la nostalgia o apego al pasado. En desequilibrio, correspondería a los patrones emocionales que suelen añorar alguna circunstancia del pasado, y tienen dificultad para vivir con optimismo su presente.

Es también en el Metal, donde encontramos la medida justa entre dar y recibir, que representa el movimiento fisiológico de inspirar y espirar. A nivel emocional, la dificultad de encontrar el equilibrio entre dar y recibir en nuestro día a día con quienes nos relacionamos, estaría también relacionado con un desequilibrio energético en esta unidad.

A nivel físico, tan importante es recoger, como saber expulsar y soltar de nuestro organismo, a través de nuestras vísceras, los desechos tóxicos potencialmente dañinos para nuestro organismo. En relación, a esta víscera del Intestino Grueso, precisa de un nivel de hidratación que a a través de complejos procesos biológicos de condensación y evaporación, han de ser inducidos desde los pulmones hasta los intestinos, para hacer resbalar las heces y conseguir expulsarlas fuera del organismo. Recordemos que la representación del pulmón en los textos antiguos de MTC, es la de un paraguas en relación a su función de  “hacer descender las aguas”. El color patológico del Movimiento Metal sabemos que es el blanco. Las personas que padecen regularmente de crisis respiratorias, su color facial es de un blanco opaco, y si hay un componente de corazón suelen presentar las mejillas rosáceas.

La estación que se relaciona con el Metal, es el otoño que con el acortamiento de la luz y la venida de las lluvias y el frío, nos invita a recogernos y prepararnos para ese largo invierno. Después de la máxima expresión de la energía “yang” durante el verano en la que hemos disfrutado de largas jornadas de luz que generaban en nuestra persona la actividad y el movimiento característico de la expresión “yang”, con el otoño, se inicia su declive y tanto nuestro organismo como persona sintiente, tendrá que adaptarse a unos cambios que pondrán a prueba nuestra capacidad física y emocional para afrontar esta nueva etapa. Con la caída de las hojas de los árboles, nos despedimos del verano, y la energía “shen” de pulmón nos ha de acompañar para ayudarnos a despedirnos del verano y adaptarnos a las necesidades de la nueva estación. Fisiológicamente el pulmón debilitado nos hará vulnerables al factor climático frío y la tendencia será al resfriado y a los trastornos bronco-faringeos. Necesitaremos alimentos más dulces y ricos en glucosa como hidratos y frutas dulces que podemos extraer de los higos, las calabazas, cereales y frutos secos.

Bajo el punto de vista de la MTC, la piel es el tejido que está más en contacto con el exterior y depende del pulmón en su equilibrio hídrico de mantenerla hidratada y elástica, los síndromes pues de sequedad, escamas y dermatitis de la piel se atribuyen siempre a un desequilibrio del movimiento metal.

Lógicamente en el vacío de la energía de pulmón, el individuo sentirá falta de aliento y disnea a la menor práctica de ejercicio dinámico, con sudoración espontánea, debido a la falta de “qi” pulmonar, el corazón se debilitará. Los individuos de constitución Metal tienden a ser delgados, puede que algo tristes y poco sociables, si presentan algún desequilibrio en esta unidad.

A continuación, vamos a pasar a describir un Protocolo sencillo de Masaje Shiatsu con el que trabajamos en nuestra Escuela FlowShiatsu, para equilibrar el movimiento Metal, representado en nuestro organismo por los pulmones, la piel, y la víscera del intestino grueso:

SECUENCIA: SUPINO –  LATERAL – SUPINO – LATERAL- PRONO – SUPINO

Tiempo estimado: 40 minutos

 

SUPINO

  • Antes de comenzar  a desarrollar el Protocolo de Shiatsu para equilibrar el Movimiento Metal, nos tomaremos unos breves momentos para observar el ritmo respiratorio del receptor, notando si la inspiración comienza en la región abdominal, intercostal o pectoral. Es importante, que nos tomemos el tiempo necesario para hacer esta observación, pues casi siempre cuando hay un desbordamiento del “Shen”, la respiración se vuelve corta y superficial.

8 puntos ombligo

  • Apoyaremos nuestra mano derecha sobre el ombligo para sentir si existe o no comunicación entre el Agua y el Fuego, o si por el contrario notamos esta área sin apenas movimiento. Recordemos que la Madre: el Metal, nutre a su Hijo, el Agua.

De esta región nos interesa percibir el área metabólica más “jitsu” a nivel de la región refleja para el metal, inmediatamente por debajo de la 11ª costilla flotante y al espina ilíaca anterosuperior.

  • Para ello nos situaremos, en PB (postura básica), con una mano sujetando suavemente la cadera izquierda y con la eminencia tenar de la otra, recorreremos los puntos alrededor del abdomen llevando nuestra sensibilidad y atención al área metabólica de intestino grueso a lado y lado del ombligo. Generalmene cuando existe una problemática de intestino grueso, suele presentarse dolorosa a la presión esta área en forma de “jitsu”.

  • A continuación, tomaremos los pulsos y nos concentraremos en nuestro dedo índice de la mano derecha e izquierda, donde se encuentran las unidades del Fuego y el Metal respectivamente. Recordemos la relación de control sobre el aspecto analógico oriental del Fuego funde el Metal, y por lo tanto su repercusión sobre pulmones.

Posiblemente nos encontremos con que el pulso del lado más “jitsu” corresponde al hemisferio donde hemos percibido un desorden en el área refleja de la víscera.

  • A continuación, procederemos a practicar un ejercicio contra-resistencia, para hacer circular la energía estancada en esta región. Llevaremos hacia arriba el brazo del receptor correspondiente al hemisferio más “jitsu” con el codo flexionado y con su mano sujetando el temporal contrario. Apoyaremos el talón de nuestra mano contraria sobre el punto metabólico en cuestión, instando al receptor que alargue lenta y progresivamente su codo hacia atras, mientras nosotros ofrecemos una resistencia progresiva, y al soltar en la espiración del receptor aprovechamos para entrar un nivel más profundo sobre el punto metabólico en cuestión. Notaremos como el área se afloja y aparece una sensación de calor al sentir que la sangre circula libremente.

  • Seguidamente aplicaremos mano sobre mano una presión rápida y dispersante con movilización sobre 3 puntos en el esternón, y abriremos con manos cruzadas el centro “shanzhong”, 17RM, el punto de la sinceridad.

  • A continuación, desde la cabeza del receptor, traccionaremos contra corriente, desde la base del cuello hasta el occipital el recorrido del canal de vejiga con los tres dedos índice, corazón y anular practicando un movimiento suave ondulatorio para dispersar el yang cefálico.

  • Colocaremos desde la unión esternoclavicular los talones de las manos, abriendo los puntos hacia los hombros y en dirección hacia los codos.

  • Trabajaremos sobre el meridiano de pulmón, del brazo izquierdo,  recorriendo deltoides, la cara interna del supinador del pulgar hacia la puntita del dedo pulgar, presionando los bordes ungueales del dedo pulgar sobre el final del recorrido tendinomuscular del meridiano de pulmón.

  • Seguidamente, practicaremos una contra-resistencia con rotación hacia dentro del brazo, impidiendo nosotr@s progresivamente su rotación, a fin de liberar la energía del meridiano de pulmón

DECUBITO LATERAL:

  • Desde la cabeza del receptor, elevando su brazo izquierdo trabajamos la región costal por debajo de la axila con el fin de flexibilizar toda esta área, traccionando la musculatura dorsal, para mejorar la funcionalidad de los músculos que participan en la respiración.

  • Seguidamente practicaremos un movimiento rotatorio en círculos hacia dentro, del brazo izquierdo para estimular la circulación energética de los meridianos de Pulmón e Intestino Grueso, sujetando con nuestra mano derecha el codo y con nuestra mano izquierda, la mano del compañer@ con nuestro pulgar apoyado sobre el 4 de Intestino Grueso (entre el dedo pulgar e índice).

  •  De rodillas o en PB, delante de la cabeza del receptor, trabajaremos con la superficie de ambos pulgares, 4 puntos sobre la base de los escalenos, o línea circular del cuello.

Concentraremos el trabajo sobre el punto supraescapular 21VB, presionando y movilizando el área para ayudar a expulsar las toxinas del organismo.

  • A continuación, abrimos “La Vía del Agua”, situando nuestro dedo pulgar e índice sobre los puntos 1 Vejiga, en el borde interno por encima de los globos oculares,  y mientras mantenemos la presión suave sobre estos puntos, con la otra mano derecha, abarcamos los puntos de los 2 canales del primer recorrido del meridiano de Vejiga, desde la frente, hasta llegar a la base del hueso occipital, 3 veces, y luego presionaremos 3 veces las 2 líneas entre las apófisis de las cervicales posteriores del cuello, practicando a la vez una suave tracción del cuello, hacia atrás, es decir, llevando hacia atrás muy suavemente la cabeza del compañer@ con ayuda de los dedos pulgar e índice. Este trabajo abre el recorrido del Agua en la parte superior de la cabeza, y es muy recomendable en todos los procesos que cursen con obstrucción de la energía en el pecho y la cabeza manifestándose con sensación de opresión en el pecho, falta de respiración, y dolor de cabeza por exceso de fuego.

  • Ahora que ya hemos abierto la Vía del Agua, pasamos a trabajar la línea cervical anterior, la posterior y las laterales.
  • Sentados sobre nuestras rodillas, y en frente a la región dorsal del receptor, trabajaremos con pulgares, las tres líneas de la región dorsal. Empezando por el primer tramo de puntos de la línea “jia Ji Huato” pegada a las apófisis de las vértebras dorsales, desde D3 continuando por la línea de la Primera Rama del Canal de Vejiga y finalizando en el punto “BenShén” por debajo de la escápula, punto de alarma de corazón y reflejo de la función respiratoria

  • Como puntos de tonificación del  “yin”, aplicaremos una presión suave rítmica con intervalos de 5s 5v, sobre el “mar de la sangre” 10BP y 4BP.

De esta manera, trabajamos en las piernas el recorrido del meridiano de riñón, que por su correspondencia con el Agua, conviene estimular para movilizar los fluidos orgánicos, recordamos el principio de “nutriendo el hijo (el Agua), nutrimos a la madre (el Metal).

SUPINO

En supino, realizaremos otro ejercicio más de contra-resistencia para alargar el meridiano de pulmón situando el brazo en diagonal, del receptor, el receptor alarga su brazo en dirección diagonal, mientras nosotr@s ejercemos una ligera contra-resistencia sobre su mano. Se abre de esta manera el nudo “jitsu” de pulmón que se localiza a nivel medio interescapular.

  • A continuación, practicaremos una contra-resistencia con el receptor con rodillas flexionadas. Le instamos a que vaya acercando lentamente las rodillas hacia su pecho, mientras nosotros ejercemos una contrarresistencia de menor intensidad a mayor. De esta forma, se tonifica la región abdominal favoreciendo la irrigación sanguínea sobre el área.

Pasamos del otro lado para proceder del mismo modo.

PRONO:

  • A continuación, el receptor pasará a decúbito prono, y estimularemos con presión y fricción el área diafragmática y lumbar.
  • Seguidamente practicaremos unos ajustes transversos sobre la columna con la palma de nuestras manos.

Ajustes transversos

SUPINO:

  • A continuación estiramos los brazos hacia atrás practicando un movimiento similar al del remo.

  • Aplicaremos de nuevo presión palmar sobre el pecho, abriéndolo en cruz y practicaremos una vez más el estiramiento de los brazos en remo.

  • Repasaremos de nuevo el primer tramo del canal de vejiga que recorre la región posterior cervical con un movimiento suave ondulatorio sobre las líneas cervicales.
  • Con especial cuidado, aplicaremos una presión con ambos pulgares a la vez, sobre los puntos entre el esternón y las costillas, arrastrándolos con medio círculo hacia fuera desde  arriba abajo.
  • Trabajaremos también, los espacios intercostales de 4 puntos empezando por el costado izquierdo, por debajo de la clavícula con el pulgar de nuestra mano izquierda mientras con la derecha sujetamos suavemente el hombro derecho.
  • Llegaremos por debajo del pecho, en el sexto espacio intercostal y sobre el punto “Boketsu” de 14 de Hígado, realizaremos una presión rotatoria hacia fuera de 5segundos 3veces. De esta forma, liberamos el estancamiento de “xue”, sangre del Hígado.

Procederemos del mismo modo sobre el costado derecho.

  • Situando nuestras manos por debajo de las clavículas,  acompañaremos 2 espiraciones del compañero empujando suavemente hacia abajo la caja torácica hasta que el compañero haya expulsado por completo todo el aire.

SUPINO:

  • A continuación presionamos con ambas manos a la vez sobre la región de los hombros, manteniendo la presión 10s, 2v.

  • Repasaremos las líneas faciales con deslizamiento del dedo corazón sobre índice desde las aletas de la nariz, 20Ig o “Palacio de los Perfumes en dirección ascedente bordeando la nariz hasta el nacimiento del Agua, en dirección a la línea del cabello y en dirección hacia la región temporal, donde dejaremos resposar el Agua, con la yema de los tres dedos índice, corazón y anular.

Los pulmones realizan dos funciones básicas: la de recoger a través del movimiento de inspiración y la de expulsar, a través de la espiración el dióxido de carbono. De igual manera, también su víscera acoplada, el Intestino Grueso se encarga de expulsar del cuerpo las toxinas por medio de las heces. Un trastorno de esta víscera ocasionará posiblemente flema que ascenderá en forma de mucosidad a los pulmones, o bien una carga tóxica en sangre potencialmente peligrosa.

  • Por eso, a continuación trabajaremos el área de “hara” abarcando el trayecto del colon con la eminencia tenar de nuestra mano derecha, mientras la izquierda se apoya, sobre la espina ilíaca anterosuperior, desde el ciego, colon ascendente, transverso y sigmoide.

  • Trabajaremos con la presión de la eminencia tenar de nuestra mano derecha los cuatro puntos de la región sigmoide.

  • A continuación, trabajaremos los 8 puntos alrededor del ombligo descongestionando adecuadamente los nudos más “jitsu”.
  • Practicaremos unos segundos el “amasamiento” sobre el vientre, y vibración, y finalizaremos equilibrando el Agua y el Metal con nuestros dedos índice y pulgar en la región interna de las cejas, comienzo del nacimiento del Agua, y con nuestra mano derecha sobre “hara”, sintiendo los cambios en la respiración.

amasamiento sobre abdomen

GLOSARIO DE USO TERAPÉUTICO DE PUNTOS DEL MERIDIANO DE PULMÓN:

1P, inmediatamente por debajo de la clavícula, en la parte media del músculo pectoral. Es el punto “mo” o “boketsu” alarma del pulmón. Suele ser muy doloroso a la palpación en personas con problemáticas respiratorias, alérgicas y fumadores. Es muy recomendable moxar en resfriados, asma y problemáticas de frío estancado en el pecho.

5P, sobre el pliegue cubital, en la depresión profunda del lado radial del tendón del músculo bíceps braquial. Ayuda a expulsar la flema en pulmón y el calor. Se pude moxar y aplicar una aguja intradérmica.

6P, a 4 distancias desde el codo hacia la muñeca. Este punto rige la garganta, la voz y frena las hemorragias nasales y la sangre de la tos.

7P, sobre la base del proceso estiloide del lateral del radio. Este punto sólo se puede punturar o moxar ya que presionando sobre él por sí solo, no se sejercería la misma influencia. Es un punto muy especial en acupuntura, pues abre la Función del Vaso de Concepción o “renmai” para problemáticas relacionadas con la función de pulmón y de riñón.

9P, situado en el pliegue de la muñeca a nivel del radio. Al igual que el anterior punto, resulta más efectivo en su puntura, y se utiliza mucho para regular el equilibrio entre la función respiratoria y cardiovascular, además de aclarar la voz.

10P, sobre la cara interna  de la eminencia tenar de la mano. Este es un punto recomendable presionar y moxar para las problemáticas del aductor del pulgar, y en relación al pulmón ayuda a despejar el calor y la toxicidad de los pulmones.

11P, en al ángulo ungueal externo del dedo pulgar, este punto punturado o sangrado ayuda a expulsar el viento y el calor patógeno de los pulmones, regulando la temperatura del cuerpo en caso de fiebre y estados infecciosos.

GLOSARIO DE USO TERAPÉUTICO DE PUNTOS DEL MERIDIANO DE INTESTINO GRUESO:

1IG, sobre el ángulo interno del dedo pulgar, punturado y moxado este punto es muy eficaz para tratar el dolor y la inflamación de la garganta. Es el punto que tonifica el pulmón, y ayuda a expulsar el calor y la fiebre del organismo y también muy adecuado en las problemáticas de movilidad de brazo y codo.

4IG, se localiza entre el primero y segundo metacarpiano por encima de la línea del pliegue que se forma en abducción del pulgar.

Este es sin duda uno de los puntos con mayores aplicaciones terapéuticas sobretodo se utiliza como punto de apoyo para tratar problemáticas de la parte alta del organismo garganta, tiroides, dolor de muelas, migraña. Es un importante punto análgesico muy utilizado en odontología. Junto con 11IG, son puntos que se utilizan en acupuntura para eliminar el calor y la fiebre.

10IG, se ubica sobre el músculo carporadial a dos distancias de la línea de flexión del codo. Este es un punto conveniente para presionar en la epicondilitis y problemáticas de movilidad del codo. Es un punto que tonifica el “ki” de pulmón. Tonifica el “ki” y la sangre del meridiano de intestino grueso.

OTROS PUNTOS DE INTERÉS COMPLEMENTARIOS PARA EL MOVIMIENTO METAL:

  • 25V, o décimo punto de la línea infraescapular y lumbar. Muy indicado para estreñimiento, y problemáticas del “SanJiao” inferior.
  • 43V, ubicado en el punto medio de la línea infraescapular, es punto “iu-shu” o resonador de P en el canal de V. Muy recomendable moxar en crisis respiratorias, alergias, asma, bronquitis y catarros.
  •  Puntos “iu-shu” 18V y 19V, o resonadores de H y VB, para drenar la toxicidad del H.
  • 14H: punto que activa el Hígado para deshacer flemas y aligerar el estancamiento de “xue”, sangre en el Hígado.
  • 13V, a 1,5 de las apófisis de la 3ª vértebra dorsal, para calentar el Pulmón y movilizar las flemas en catarros y enfriamientos.
  • 17 RM, “Shanzhong”, para calentar el pecho en catarros y tonificar la energía celeste “tong” que moviliza el corazón. Indicado moxar también en depresiones.
  • 25E, a 2 distancias a lado y lado del ombligo, muy recomendable moxar en problemáticas de diarrea, estreñimiento.

Se podrá además moxar el ombligo con una base de sal gorda o jengibre para aportar energía al SanJiao inferior.

  • 3R, y los puntos alrededor del tobillos interno moxados ayudan a calentar el organismo en catarros y procesos de enfriamiento y tonifican los riñones
Anuncios
Estándar